miércoles, 18 de noviembre de 2009

PADRES Y ENTRENADORES



Este es un binomio con un objetivo común cuando hablamos de deporte: "la formación del niño/a"

Es necesario establecer un vínculo padre-jugador, jugador-entrenador y entrenador-padre para sacarle el mayor beneficio para su futuro desarrollo como deportista y como persona, por ello, la comunicación es vital entre todas las partes.

Tanto los padres como entrenadores tenemos que tener claro una cosa: el principal beneficiado/perjudicado es el joven deportista y el protagonista es él y no nosotros, dejando de lado las frustaciones de unos y el ascenso en su carrera de los otros.

Aquí aparece un conflicto: el fútbol, por desgracia o por suerte, es el deporte nacional, el que mas seguidores mueve y, al ser tan popular, todos "sabemos" y nos creemos el mejor. Ni los entrenadores sabemos tanto ni los padres saben la biblia en verso. Pero, eso si, hay una cosa que nos diferencia: la formación.

Los padres deben motivar y conseguir que su hijo disfrute del deporte que practica; debe ser un modelo de comportamiento y control emocional; debe ser buen comunicador; debe colaborar y confiar en la labor del entrenador; debe aceptar las limitaciones de su hijo, los trinfos y fracasos; debe disfrutar de la actividad que realiza su hijo; debe dedicarle tiempo al chaval y debe favorecer la deportividad.

Por su parte, el entenador debe buscar unos objetivos beneficiosos como: Motivar, aplicando sesiones de entrenamiento estimulantes y amenas; debe ser un modelo de comportamiento y control emocional; debe ser buen comunicador para establecer un buen clima con padres y deportistas; deber ser buen educador y formador; debe ser el referente, lider, la persona a seguir, en la que confiar; detectar talentos deportivos; Planificar y trabajar con objetivos; fomentar hábitos saludables; colaborar con los padres.

Poco a poco y con mucho esfuerzo, lo iremos consiguiendo.

1 comentario:

LUISMI dijo...

Estupenda entrada River.
Totalmente de acuerdo, el período d formación es las escuelas deportivas, debe de ser, precisamente eso, formación. el niño debe de educarse tanto en lo deportivo, como en lo emocional, personal y cultural.

Enhorabuena. Sigue adelante.